¿Hasta dónde podrán desvalorizarse los activos locales y qué debo hacer como inversionista?


Conoce de una vez por todas el porqué de la valorización del dólar, y sus consecuencias en los mercados, hasta qué debes tener en cuenta para navegar en un entorno de alta volatilidad.

Sin lugar a dudas, en los últimos meses los activos de mayor riesgo han registrado desvalorizaciones sin precedentes que han impactado tanto portafolios en renta fija, como en renta variable. Dentro de los pocos activos que se han valorizado en el año corrido se puede hablar de algunos commodities y por supuesto, el activo ganador ha sido el dólar.

¿QUÉ PASÓ VALORIZACIÓN DE DÓLAR?

De seguro viste la exuberante valorización del dólar americano en los últimos días. Bueno, para analizar sus causas y consecuencias, un factor a mencionar y que de seguramente ha influido en el alza de esta divisa, es la coyuntura internacional, especialmente el riesgo de recesión en Estados Unidos, así como el aumento de las tasas de interés por parte de su banco central (Fed) para frenar la inflación.


Es importante que sepas, que guiados bajo una endurecida política monetaria que busca proteger a la economía norteamericana del fantasma de la recesión, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), en su última reunión de política monetaria (realizada el último 13 de julio de 2022), tomó la decisión de elevar su tasa de intervención en 75 pbs (puntos básicos) ubicándose en un rango de 1.5%-1.75%, pero…

¿Por qué han tomado esa decisión?

Precisamente, la Reserva Federal no tiene más salida que continuar incrementando las tasas de interés, para frenar las expectativas de inflación de mediano plazo y evitar un descontrol de la inflación hacia adelante.  Efectivamente, en el corto plazo, la inflación estadounidense no ha parado de subir. Para el mes de junio el IPC de EE.UU tuvo una variación mensual de 1.3% y anual de 8.8%, alcanzando un récord en los últimos 40 años y ubicándose por encima de las expectativas del mercado. 

Por su parte, un entorno monetario más restrictivo ha profundizado la desaceleración económica, de tal forma que, durante el primer trimestre del año, el PIB nortemericano tuvo una contracción de un 1.6%.  Así mismo, para el segundo trimestre se estima que la economía estadounidense podría continuar desacelerándose en niveles cercanos al 1%, lo que implicaría una recesión técnica en el sentido estricto de la palabra.

¿Qué es una recesión técnica? 

Cuando se registran contracciones del PIB (Producto Interno Bruto) a nivel nacional, durante dos trimestres consecutivos. Es decir, cuando la economía de un país (en este caso la de EE.UU) se estanca o decrece continuamente con una duración de hasta 6 meses

¿ESTO QUE PROVOCA EN LOS INVERSIONISTAS DE FORMA GENERALIZADA?:

1.

Que ante esta gran imagen que te acabamos de describir, la incertidumbre global sobre la recesión hace que cualquier noticia mueva las tasas de cambio.

2.
La consecuencia más clara es el aumento de la aversión al riesgo, los agentes se han refugiado en esta moneda (dólar americano).  Así, que la pregunta que todos los inversionistas nos hacemos es: ¿ Hasta cuándo puede durar este proceso de desvalorización de los activos de mayor riesgo y si de por sí estas caídas representan oportunidades interesantes de entrada?

Para responder a esta pregunta en primera instancia es vital entender qué hay detrás de estas correcciones.


Sin lugar a duda, el futuro económico global se enfrenta a la alerta de una posible recesión que afectaría la producción y el consumo de bienes y servicios, la estabilidad de los precios y el nivel de desempleo, entre otros.

¿QUÉ EFECTOS TRAE ESTE PANORAMA PARA LA ECONOMÍA LOCAL Y PARA TU PATRIMONIO?

Dentro de las divisas que más han perdido valor se encuentra el yen japonés, el euro y la libra esterlina (monedas fuertes), pero en general todas las monedas y especialmente las monedas emergentes han visto caídas sin precedentes en el corto plazo.  Puntualmente, para el caso de América Latina, los países que registran mayor riesgo político son: Brasil, Chile y Colombia, puesto que los  movimientos de las monedas han sido mucho más fuertes influenciados por cambios políticos.  Esta dinámica de desvalorización se ha ampliado en mayor medida, ante la caída de los precios de los commodities por preocupaciones de menor demanda, dada la alta correlación que tienen las monedas de América Latina con los precios  de los commodities.

¿QUÉ DEBES TENER EN CUENTA COMO INVERSIONISTA ANTE ESTE PANORAMA? 

Lo primero a tener en cuenta es que la subida de la tasa de cambio en Colombia, hace un par de semanas, fue mucho más fuerte que la de otros países, por lo que la corrección viene en las mismas proporciones.

Así que es muy posible que estemos hablando de un aterrizaje suave de la economía, ya que el empleo se mantiene sólido, con una tasa mínima histórica de desempleo del orden de 3.6% durante el mes de junio. Así mismo, los mercados ya empiezan a descontar en sus precios una recesión técnica en la principal economía del mundo, con un nivel de inflación máximo en las últimas décadas, lo que ha llevado a los agentes a migrar sus inversiones hacia activos más defensivos como el dólar estadounidense. 

Este comportamiento a la baja también se dio tras conocerse el dato de inflación en Estados Unidos de 9,1% interanual, pues los mercados anticiparon una subida en el corto plazo de sus tasas por parte de la Reserva Federal, para empezar a bajarlas nuevamente en febrero del próximo año, según los analistas financieros.


La cotización del billete verde en Colombia (el dólar americano) viene registrando una tendencia alcista en las últimas semanas, rompiendo máximos con cada día de cotización. 

Sin embargo ha comenzado a regularse, empezando a caer desde el 18 de julio. De acuerdo a la bolsa de valores de Colombia, $4.323 pesos, 72 pesos con 63 centavos por debajo de la Tasa Representativa del Mercado fijada por la Superintendencia Financiera en $4.395,63.  

El dato de inflación en Estados Unidos está generando expectativas tras las acciones que pueda tomar la Reserva Federal, que se prevee, no va a mantener las tasas altas por un tiempo prolongado, es decir, vamos a esperar unas fuertes subidas en el corto plazo, pero es probable que en febrero de 2023 empiecen a bajarlas. Los mercados se anticipan a la bajada de tasas el próximo año, por la inminente recesión en el segundo semestre, lo que hace que el dólar se debilite y las monedas empiecen a corregir frente al dólar.